Por segunda vez, los usuarios de Software Libre de la ciudad de Mar del Plata, tuvimos la oportunidad de escuchar a Richard M. Stallman -al menos, sin viajar-

La ocasión anterior, que había sido allá por el 2004 si mal no recuerdo, y en el Aula Magna de la Facultad de Derecho, organizado por el Grupo de Usuarios de GNU/Linux en aquel momento: Shutdown GLUG (ahora, defunto). Unos muy lindos recuerdos de aquella vez, que me dejaron alguna que otra foto y el Manifesto GNU firmado por el mismo RMS.

Esta vez, en un escenario un poco más modesto, como lo fué Teatro Diagonal, y en un horario que no benefició mucho la asistencia del público (a muchos nos costó bastante la escapada del laburo a las 10AM)

RMS en Mar del Plata

RMS en Mar del Plata

Bajó el título de “El Software Libre en la Ética y en la Práctica. Y una formación Universitaria Libre.“, RMS brindó una charla partiendo desde las 4 libertades del SL, que nunca está de más recordarlas

  • La libertad de ejecutar el programa, para cualquier propósito (libertad 0).
  • La libertad de estudiar cómo trabaja el programa, y cambiarlo para que haga lo que usted quiera (libertad 1). El acceso al código fuente es una condición necesaria para ello.
  • La libertad de redistribuir copias para que pueda ayudar al prójimo (libertad 2).
  • La libertad de mejorar el programa y publicar sus mejoras, y versiones modificadas en general, para que se beneficie toda la comunidad (libertad 3). El acceso al código fuente es una condición necesaria.

Hubo momentos destacables de la charla, que siempre te dejan pensando un poco en el tema, como su relación, siempre tensa, con el creador del Kernel Linux, Linus Torvalds y sobre los fabricantes de hardware que no liberan las especificaciones de sus productos, ni el código fuente de sus drivers. En resumen, excelente como siempre el nivel de las charlas de RMS.

Tengo pendiente este post desde ayer, por que hubo algo más que rodeo este encuentro. Y no fue interés por el Software Libre, no fui interés por la figura que representa GNU, ni RMS, ni la FSF. Intereses políticos y/o personales, que impidieron que por la torpeza e ineptitud de una persona, Stallman sea declarado visitante ilustre de la ciudad. Torpeza o inutilidad humana, me atrevería a llamarlo así, impidieron que la charla se realice en un entorno apropiado a la visita.

Quién sepa quién es Javier Salinas en Mar del Plata, sabe que si tiene la oportunidad de llamarte miserable en la cara, lo va a hacer. Pero también, no es la primera vez que mueve el orto por el software libre en la ciudad de Mar del Plata (vease Ordenanza Nº 17584). Aplaudo a Javier por este post: “Los Miserables del Software Libre

Hablo como estudiante de la institución al estar indignado por como una persona con malas intenciones, tiene la capacidad de difundir cosas tales como que Microsoft (me toco el huevo izquierdo con la mano derecha mientras lo escribo) no permite que se brinden charlas de este tipo. Un pibe, que de programar debe saber muy poco, pero de hablar bastante, por que la libertad de expresión le salió gratis. Libertad, que según los volantes que se repartieron a la salida del teatro, parece que no existiera en este lugar.

Me vuelvo a tomar el atrevimiento de citar a Javier allá por el año 2005, en una discusión por la lista de mail del ya difunto ShutDown GNU/Linux Users Group.

Estoy un poco viejo para aguantar libertarios que jamás pasaron por la falta de libertad y pretenden darnos cátedra.
Que nunca tuvieron a los milicos corriendo armas en mano por la escuela a donde iba [...]
Que nunca tuvo que andar con un chumbo en el bolsillo porque los falcon color verde lo seguían por el solo hecho de estar en un centro de estudiantes.
En definitiva, alguien a quien la libertad le salió gratis.

Abrazos y buena suerte.

Armó un listado de los sitios que hicieron leña del arbol caído eco de la noticia

Los dejo a todos con los palabras de San iGNUcio para que los ilumine, cortesía de Marcelo