Lo ví hace un rato en El modem y sencillamente me pareció fantástico. Encima muchas partes están hechas con comidas, así que a este nardo le dio hambre y nostalgia simultáneamente